delhi-dali-salvador-dali-restaurant-hotel-duran (1)

Cena Delhi Dalí: Cuando Dalí trajo un elefante al Hotel Duran.

La cena Delhi Dalí que la compañía aérea Air-India ofreció a Salvador Dalí, el 22 de septiembre de 1967 y que fue precedida de un inesperado regalo: un elefante procedente de la India, para agradecerle su colaboración en una acción publicitaria.

Una de las anécdotas más conocidas de los banquetes de Salvador Dalí en el Restaurante del Hotel Duran, es la cena Delhi Dalí que la compañía aérea Air-India ofreció a Salvador Dalí, el 22 de septiembre de 1967 y que fue precedida de un inesperado regalo: un elefante de once meses procedente del zoo de Bangalore en la India, para agradecerle su colaboración en una acción publicitaria, concretamente el diseño de un cenicero. El maestro les había explicado su fascinación por el paso del general cartaginés Aníbal y su ejército por los Pirineos, y Air-India decidió regalarle un elefante originario de India.

El elefante llegó en avión a Barcelona y por carretera a Figueres, y se alojó en la plaza de toros. Desde allí salió hacia el Ayuntamiento, donde fue recibido por Dalí que anunció su intención de regalarlo a los niños de Figueres para que lo pudieran ver en su museo. A continuación se dirigieron hacia la Muntanyeta, una pequeña elevación donde se halla el castillo de Sant Ferran, por donde habría pasado Aníbal en el 218 a.C. camino del Coll de Panissars, según Dalí (el lugar de paso del ejército del general cartaginés es una incógnita, si bien los historiadores creen que lo hizo más por el interior, quizás por el Coll d’Ares). Abrían el cortejo dos azafatas indias arrojando pétalos de rosa.

Salvador Dalí desfilaba por las calles de Figueres con el paquidermo de once meses de edad, de aproximadamente un metro y veinte centímetros, y unos 250 kilos de peso. A pesar de que el pequeño elefante se llamaba Surus, él lo bautizó como “el elefante de los niños de Figueres”. Después de un paseo por Figueres, Dalí, Gala y el resto de la comitiva comieron en el Restaurante del Hotel Duran y, por supuesto, con el elefante.

Durante el ágape Salvador Dalí dejó el elefante a cargo nuestro. Por supuesto, nunca nos habían solicitado nada igual ni tampoco conocíamos las necesidades que un elefante bebé podía tener. Aunque el animal permaneció manso y dejándose mimar en el interior del bar mientras se celebraba la comida, planteaba responsabilidades inesperadas: por ejemplo tener que ir a buscar a toda prisa, cajas de fruta extra por su manutención.

Aunque Dalí quería donar el animal a los niños de Figueres, este fue a parar al zoo de Barcelona, antes de ser mandado al zoo de Valencia, donde se le puso el nombre de Noi, para mejor aparearse con una elefanta preexistente, llamada Noia.

Para aquella ocasión se preparó un menú de:

Melón con jamón de Maçanet de Cabrenys

Pescado y marisco de Portlligat

Cordero de Can Xicu con rovellons del Pirineo

Montañita en llamas

Café

***

Cigarros

Perelada Blanco

Perelada Tinto

Champan de Perelada

Las fotos y la carta se encuentran expuestas en la zona del Celler de Ca la Teta.

Comparte este post

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00